CARGANDO

Escribe para buscar

Ciudades de Caribe

Cartagena de Indias

Rafael enero 6, 2012
Share
• La Ciudad Heroica
• El Corralito de Piedra

¡Una ciudad que emociona!

ImageFundada en 1533 por D. Pedro de Heredia; durante la época colonial Cartagena de Indias fue el puerto más importante de América, al cual acudían cada año el convoy de “los Galeones”, portadores de mandatos reales, oidores, armas, esclavos y mercaderías.

De aquí parte en Agosto rumbo a la Habana, donde se encontrará con “La Flota”, el otro convoy que controla el comercio y la producción de Méjico y las Filipinas. Los Galeones cargan aquí los tributos, la plata del Perú (que previamente ha recogido en Portobelo, en el Istmo de Panamá), el oro de la nueva Granada, los diezmos, las maderas preciosas, las esmeraldas, los caudales de los españoles que regresan. Veracruz y Portobelo son los puertos terminales de ambas flotas al llegar, después de paradas de paso en Santo Domingo y San Juan. La Habana y Cartagena son los puertos de retorno. Para los convoyes Cartagena es el puerto seguro para calafateo y reparación de los barcos, antes de cruzar de nuevo un Caribe plagado de piratas. Decenas de galeones que no tuvieron suerte en ese cruce reposan en el fondo del mar, dentro y fuera de la bahía.

El Nombre de Cartagena

El nombre de “Cartagena” que se le dio algunos años más tarde a nuestra bahía, se debe, probablemente, al famoso navegante y cosmógrafo Juan de la Cosa, quien había sido uno de los compañeros de Colón en el viaje del descubrimiento.

Cuando Juan de la Cosa y sus compañeros penetraron con sus naves a esta bahía, se les pareció a Cartagena en España, y por eso la bautizaron con ese nombre: Bahía de Cartagena.

Declarada por la UNESCO, Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad, es una ciudad donde la historia se muestra palpable a través de cercos de murallas, arquitectura colonial española e impresionantes monumentos militares y religiosos que conjugan armoniosamente con extensas playas, exóticas islas cercanas y la delicia de disfrutar de un encuentro en bares, cafés, restaurantes o discotecas.

Cartagena de Indias además de ser el más importante centro turístico de la Costa Caribe colombiana, es uno de los más importantes centros de negocios, reuniones, cumbres y convenciones del Caribe.

Cuenta con una completa infraestructura instalada para cubrir este tipo de eventos, un aeropuerto internacional, centro de convenciones dotado con todas las facilidades de la informática moderna, expertos tour operadores y organizadores de congresos, complementado por una excelente oferta hotelera de variados estilos y para todos los presupuestos.

Cartagena de Indias; posee una población que supera los 900.000 habitantes. Es considerada una ciudad de paz, festiva, amable y acogedora, y en su contorno se encuentra un destino lleno de historia: joya arquitectónica que vive como la ciudad Corazón del Caribe.

Bienvenido a Cartagena – Cerco de Murallas

ImageLa zona histórica de Cartagena de Indias consiste en una villa colonial rodeada por un extenso cerco de murallas que fueron concebidas con el fin de proteger a Cartagena de Indias de los continuos ataques que sufría.

Su construcción se llevó a cabo en etapas, comenzando en 1586 Bautista Antonelli, un ingeniero italiano. Luego vendría en 1608 Cristóbal de Roda, quien fortificaría casi toda la parte de la ciudad que da al mar abierto.

Ahora, lo invitamos a descubrir dentro de éstas páginas todo el encanto Caribe, la alegría de nuestra gente, la magia colonial y la evocación histórica de nuestra ciudad, la cual lo espera con sus brazos abiertos.

Torre del Reloj

La entrada principal al corralito de piedra, como la llaman los colombianos, y centro histórico es la Puerta del Reloj, construida sobre la muralla en el siglo XIX; hacia afuera de la muralla la torre mira hacia el barrio Getsemaní y el Muelle de los Pegasos; hacia dentro de esta se encuentra la Plaza de los Coches. La plaza está rodeada de casonas con balcones de madera y está presidida por la estatua de Pedro de Heredia. Dentro de la ciudad amurrallada se encuentran muchos edificios que fueron importantes durante la época colonial, así como la Casa del Marquéz del Premio Real, la Casa de la Aduana, la Iglesia y el Convento de San Pedro, construida en el siglo XVII por los jesuitas y donde reposan los restos de Pedro Claver, uno de los defensores de la causa de la población negra. Allí también se encuentran el actual edificio de la Alcaldía Mayor y el Museo de Arte Moderno donde se presentan exposiciones de artistas colombianos.

Castillo San Felipe de Barajas.

ImageConsiderada la edificación militar española más grande del Nuevo Mundo. Originalmente se construyó en 1536, siendo ampliado de acuerdo a la necesidad en 1657.  En un comienzo fue denominado como Castillo de San Lázaro.

Entre sus fragmentos podemos destacar: la entrada principal, la plaza de armas, una garita de guardia, la residencia del castellano, la cocina, una Santa Bárbara, el tendal para el artillero, un aljibe, varias galerías subterráneas, emplazamientos de artillería y algunos almacenes de pólvora.

Fue un fortín de defensa de la ciudad que, sin embargo, cayó una vez en manos del Barón de Pointis.

La mañana bien temprano es el horario ideal para visitar el castillo de San Felipe y revivir las épocas en las que las tropas españolas debían proteger a sus colonias a través de fortificaciones. Cuando el sol cae de lleno, resulta casi imposible caminar sobre las piedras de la construcción realizada en 1536 se pueden destacar: la entrada principal, la plaza de armas, la garita de guardia, las galerías subterráneas y algunos almacenes de pólvora. Luego de esta visita, el próximo será subir a la colina en la que se encuentra el Convento de la Popa para admirar la vista que ofrece de toda la ciudad.

Hoy en día la ciudad vieja está rodeada de muchos sectores más, como la tradicional isla de “Manga”, los barrios “Castillo grande”, “Laguito”, “Boca grande” “Pie de la Popa”, “Crespo”, “el Bosque”, “el Pozón”, “los Caracoles”, “las Américas”, “los Corales”, entre otros donde vive la mayoría de la población, o “Nelson Mandela”, donde viven gran parte de los desplazados de la región del norte del departamento de Bolívar.

Barrio de Las Animas Muelle de Los Pegasos, Casa del Marqués de Premio Real, Casa del Marqués de Valdehoyos, Convento de San Agustín, Iglesia de Santo Domingo, Iglesia y Monasterio San Pedro Claver, La Catedral, El Reloj Público, Las Bóvedas, Las Murallas, Convento de San Francisco, Museo de Arte Moderno, Museo del Oro, Museo Naval, Palacio de Gobierno, Palacio de La Inquisición, Palacio de Justicia, Plaza de Bolívar, Plaza de La Aduana – Alcaldía, Plaza de Los Coches, Universidad.

Contrastes de la ciudad

Cartagena es una ciudad de esencia colonial, en sus calles se pueden observar diversos contrastes que permiten la añoranza entro lo antiguo y lo moderno. La Ciudad antigua, con su aire histórico, se constituye en el emporio  turístico de la urbe. Se trata de un área urbana encuadrada por las imponentes murallas que ocupan aproximadamente 11 kilómetros de prolongación. Su construcción data de hace más de 400 años.

Quien se dedique a recorrer  el sector amurallado, debe estar dispuesto a dejarse llevar y  por las callejuelas saboreando los aromas de la época colonial, admirando fachadas y disfrutando de la amplitud de sus plazas y la solemnidad  imponente de sus iglesias.

El color amarillo pálido de la Torre del Reloj indica la puerta principal de entrada a la Ciudad Vieja. Más adelante, la sombra de los centenarios árboles de la Plaza de Bolívar quedará opacada por las luces de las fuentes que se prenden una vez caída la tarde.

Antes de abandonar el casco histórico, es obligatoria la visita a las ventanas de cara al mar de la muralla que, en su momento, sirvieron de garitas de vigilancia y ahora resultan verdaderos marcos de lujo para una clásica postal cartagenera.
O porque no, parar oreja para enterarse de las diferentes versiones que rodean sus prototipos de historia: Arrastrados por la terquedad o la ignorancia, la historia de los nombres de las callecitas de Cartagena tiene tantos vaivenes y turbulentas anécdotas que han servido para alimentar viperinas lenguas, distorsionar la realidad y hasta para ser inspiración de maravillosos versos.

Es la razón de que, por ejemplo, del nombre de la Calle de las Damas, en realidad ninguna mujer fue culpable de dicha denominación.

ImageEn cada esquina de las calles de la Ciudad Amurallada está clavado el rótulo que a ella pertenece. Todos esos nombres llevan en sí historias y cuentos de grandes, pequeñas o quizá de ninguna hazaña. Algunas de esas historias son tristes, amargas, románticas, historias que no han sido bien contadas, y de las que los nombres de esas calles no dan referencia sobre lo que en ellas aconteció.

Por eso, el ejemplo de la Calle de las Damas. Cualquiera pensaría que por aquel lugar transitaban muchas damas o por la que vivían muchas mujeres, pero nada de eso. En realidad el nombre se refiere a “algún” vecino importante de apellido Damas, cuyo nombre no ha conocido la historia. La ‘Calle de las Damas’ es en realidad la ‘Calle de Damas’.
Islas de sol

Claro, además de la historia, la ciudad de Cartagena se encuentra sobre el mar Caribe. Por eso, el sol y la arena ocupan un espacio en la vida de los turistas alternados por paseos históricos. La mejor opción es navegar mar adentro y visitar las islas que rodean la bahía.

A 90 minutos de barco se encuentran las Islas del Rosario, un archipiélago de 27 islas, algunas tan chiquitas que sólo tienen una casa. Allí se puede disfrutar de arenas blancas, aguas cristalinas esperando la visita de buceadores y un mar de fondo azul verdoso. La Isla de Barú conserva una virginidad más inmaculada de las del Rosario, cuenta con playas de arenas blancas, aguas transparentes y fascinantes corales multicolores.

Quienes prefieran quedarse en la ciudad, pueden acercarse hasta las arenas de Boca grande, una zona de hoteles, restaurantes y un barrio exclusivo. Como opción cercana, se encuentran las playas de Bocachica, a 45 minutos de navegación.

Noches históricas

ImageCuando cae el sol, la mejor opción para disfrutar de la noche es dejarse llevar por el romanticismo que envuelve la ciudad. El sector histórico y Bocagrande ofrecen los mejores lugares para las madrugadas cartageneras. También, se pueden realizar paseos en carruajes tirados por caballos a la luz de la luna recorriendo las estrechas calles coloniales.

Otra noche en Cartagena pero contigo
Los luceros y la luna irán conmigo;
Un cochero chambacunero nos llevará
Entre balcones calle rincones de su vida colonial

Para los enamorados la mejor opción, por lejos, es un paseo a la luz de la luna en carricoches halados por caballos. Hay varias opciones de diferente duración y para todos los presupuestos. También está la posibilidad de realizar caminatas por el sector histórico, uno de los más seguros, escuchando las leyendas de las que se alimenta la ciudad.

 

ASas
Rafael

Periodista e Historiador, Cesarence, nacido en el Municipio de Agustín Codazzi, Cesar, en 1949.Lugar en el que desde su época de estudiante se entrego a la investigación periodística y al mundo de las letras. Se conocen como sus obras importantes, “El Maestro” Bendeck, biografía del jurista Villanuevero Esteban Bendeck Olivella, El Régimen de Bancadas, libro que revela aspectos de la institucionalidad Colombiana y los Partidos Políticos. En materia Folclórica, son sus obras más importantes; Vallenatos Inmortales-2 tomos-Por la recuperación del Patrimonio Histórico Inmaterial de los Juglares Vallenatos en el Caribe Colombiano. Calixto Ochoa; El Rey de la Picaresca Cotidiana, Vida y obra de III Rey Vallenato y recientemente fue publicado el libro;”El Pollo” López, El Cronista de Macondo, documento puesto en circulación por la Gobernación del Departamento del Cesar en conmemoración del Centenario del Natalicio del Ex presidente Alfonso López Michelsen.1913-2013

  • 1

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *