CARGANDO

Escribe para buscar

Ciudades de Caribe

La Habana es el esplendor tropical del Caribe

Rafael enero 6, 2012
Share

Que reúne lo mejor de España, lo mejor de África y lo mejor de las Antillas. La Habana, con sus antiguos automóviles americanos, su bullicio, sus edificios desconchados, su historia, sus gentes y sus ritmos no le dejara indiferente.

Reseña histórica
Añoranzas de la Habana

La Habana, en sí, es la  síntesis de toda Cuba, es la capital de la isla y una de las ciudades más hermosas  de Latinoamérica. El encanto de la “Perla del Caribe” se desenvuelve con autonomía en el marco referencial de la historia, quien pisa su tierra y la conoce regresa enriquecido y conquistado por la estampa floreciente de su entorno. Acogido por un pueblo extraordinario en el que su gente es todo sentimiento, es calor, es alegría y es pasión, al rendirle culto a los símbolos de una idiosincrasia que les ha permitido alcanzar la gloria, ofrendando culto a sus caracterizados emblemas como son; los mejores puros elaborados de las hojas del tabaco fresco, el sabor embriagante del mejor ron del mundo y la contagiosa magia melódica que le imprimen los ritmos  hechiceros de sus soneros tradicionales dueños de inspiraciones, jamás inventadas.

La Habana, ahora renovada te da la oportunidad de reencontrarte con todas las manifestaciones de la tradicional arquitectura colonial. Sus barrios más importantes han recibido el toque artístico de los restauradores, cuya obra maestra se plasmó en  la Habana Vieja, el Vedado, Miramar, Centro Habana y el Malecón, trazados y espacios urbanos que te harán disfrutar de los recuerdos de la antigua arquitectura, al placer de un paseo. Luego al morir la tarde, cuando claudican los rayos del sol, no podrás privarte de la satisfacción que origina la oportunidad de bailar un son en un cabaret o en una de las salas autóctonas por donde desfilaron los más grandes maestros del son cubano en veladas de grata recordación.

ImageLa Habana es el retrato perdurable de la expresión Caribe, imbuida en su radiante esplendor tropical, que compiló lo mejor de España, reunió los ancestros de África y acogió las bondades de las Antillas. Mejor dicho, La Habana, es acopio de costumbres y tradiciones esparcidas en el despertar del desarrollo de la vida urbana, con sus antiguos automóviles americanos, el bullicio de los contertulios en la esquina tan arraigada a la forma de hablar el cubano postura indelegable de sus gentes, para quienes todo es natural y espontáneo, la grafía lacustre de los edificios desconchados,  y el  ritmo que no falta en ningún lugar, estoy seguro que lo embrujará por siempre.

 Historia de La Habana, Cuba

Image Amigo, a usted la historia de La Habana le dirá, que la inscripción de las mercedes da fe de que en el lugar de su fundación  hubo una Ceiba y que bajo su sombra se celebro la primera misa y el Cabildo recibió la guarda y custodia de los fueros y privilegios de la villa de La Habana, según costumbre y usanza de las leyes de Castilla.

La columna conmemorativa de la fundación de la ciudad fue erigida por el gobernador don Francisco Cajigal de la Vega en 1754, cuando la Ceiba no pudo sostenerse más.

En la Plaza de Armas, que fue en la época colonial el centro de la vida oficial y pública de La Habana, se alza un monumento llamado El Templete. En su columna conmemorativa hay una inscripción en latín, casi borrada, que traducimos como sigue: “Detén el paso, caminante, adorna este sitio con un árbol, una ceiba frondosa, mas bien diré signo memorable de la prudencia y antigua religión de la joven ciudad, pues ciertamente bajo su sombra fue inmolado solemnemente en esta ciudad el autor de la salud. Fue tenida por primera vez la reunión de los prudentes concejales hace ya más de dos siglos: era conservado por una tradición perpetua: sin embargo, cedió al tiempo. Veras una imagen hecha hoy en la piedra, es decir el ultimo de noviembre en el año 1754”.

Pero antes de la fundación de Habana, en su emplazamiento actual, la ciudad tuvo, entre 1514 y 1519, por lo menos dos asentamientos distintos: el de 1514, que en uno de los primeros mapas de Cuba, el de Paolo Forlano de 1564, sitúa la villa en la desembocadura del río Onicaxinal, en la costa sur de Cuba: otro asentamiento en La Chorrera, que está hoy en el barrio de Puentes Grandes, junto al río Almendrales, que los indios llamaban Casi guaguas, donde los fundadores trataron de represar las aguas, conservándose en la actualidad los muros de contención de esta obra hidráulica, la más antigua del Caribe.
Y el ultimo, que conmemora El Templete, que fue la sexta villa fundada por los españoles en la isla llamada San Cristóbal de la Habana por Pánfilo de Narváez: San Cristóbal, tal vez porque este gigante santo cruzaba los ríos apoyado en una palmera a modo de bastón, y Habana, patrimonio de oscuro origen, que puede venir de Habaguanex, nombre del cacique indio, señor de aquellas tierras, citado por Diego Velásquez en su relación al rey de España.

La Habana resurgió en varias ocasiones de los escombros y cenizas a que la reducían de cuando en cuando los piratas y corsarios franceses durante la primera mitad del siglo XVI, hasta que en 1561 la Corona dispone que la ciudad sea el lugar de concentración de las naves españolas procedentes de la colonias americanas antes de partir para la travesía del océano.
Oro y plata, lana de alpaca de los Andes, esmeraldas de Colombia, caobas de Cuba y Guatemala, cueros de la Guajira, especias, palo de tinte de Campeche, maíz, papa, mandioca, cacao… llegan en los veleros al puerto mejor protegido de América, entre marzo y agosto, para formar los grandes convoyes que, custodiados por las naves militares, parten en días señalados rumbo a España.

Con ellos, miles de marinos, funcionarios, colonos, comerciantes, aventureros… bullen en la incipiente ciudad, que crece desde el puerto a ritmo vertiginoso.

La importancia estratégica de La Habana y las riquezas que a ella llegan y de ella parten la convierten en codiciado objetivo de piratas y galeones con patente de corzo de las potencias enemigas de la Corona española. La Habana se fortifica durante el siglo XVII por mandato de los reyes que la suscriben como “Llave del Nuevo Mundo y antemural de las Indias Occidentales”. Al mismo tiempo, la ciudad se edifica con los materiales más abundantes de la isla: las maderas, que proporcionan a la arquitectura de la época un encanto peculiar en combinación con los estilos llegados de la Península Ibérica y, muy profusamente, de Canarias.

En 1649 una epidemia de peste llegada de Cartagena de Indias, en Colombia, extermina a la tercera parte de la población habanera. El 30 de noviembre de 1665, la reina doña Mariana de Austria, viuda de Felipe IV, ratifica el escudo antiguo de Cuba, que tenía como símbolos heráldicos los tres primeros castillos de la ciudad: el de la Real Fuerza, el de los Tres Santos Reyes Magos del Morro y el de San Salvador de la Punta, como tres torres de plata sobre campo azul. Además, una llave de oro que simbolizaba el título de “Llave del Golfo”, concedido desde antiguo a la ciudad.

Desde el triunfo de la revolución en 1959 se hicieron grandes transformaciones, principalmente en lo que afecta a los servicios, la construcción de viviendas sociales y edificios oficiales, pero, por lo que respecta a la topografía de La Habana, se puede seguir describiendo de acuerdo a las mismas grandes áreas de 1958, con el mismo pueblo, con la misma gente y en el mismo lugar de siempre

 Lugares  en La Habana, Cuba

Por favor, no se perdonará, si usted llega a la Habana y no visita al menos estos lugares que le voy a relacionar a continuación:

La Habana Vieja:

Image“La Habana Vieja es la ciudad antigua, formada a partir del puerto, el centro oficial y la plaza de Armas. Recuerda nostálgicamente a Cádiz y Tenerife. Es la ciudad que Alejo Carpentier llamo “de las columnas”, pero que también puede ser denominada de las rejas, los portalones, el revoco, el deterioro y el rescate, la intimidad, la sombra, el frescor, los patios… En ella están todos los grandes monumentos antiguos, las fortalezas, los conventos e iglesias, los palacios, las callejuelas, los soportales, la densidad humana… La Habana Vieja es el conjunto colonial más rico de Latinoamérica”. La UNESCO en 1981 declaro a La Habana Vieja como  Patrimonio Histórico de la Humanidad.

• El Malecón habanero

• El Museo de las artes y la Música Cubana

• El Barrio del Vedado

• La Bodeguita del Medio

Todos escenarios del estado puro Habanero, donde  los sentidos del ser se recrearan al palpar en todo su esplendor el contenido- Folclórico-Histórico y Cultural de una de las regiones más lindas del Caribe inmenso.

Cuba: El Prodigio de los Géneros Culturales

En el ámbito cultural de Cuba hay manifestaciones para todos los gustos, sus protagonistas se han destacado en todos los géneros de la cultura, llevando por el mundo un sinnúmero de expresiones dignas de enmarcar con letras de moldes en virtud a sus aportes donde se destaca de manera especial El Son – y el chachachá, aires tradicionales que aglutinan la identidad de una nacionalidad en que converge el talento creativo de Juglares, literatos y poetas del renombre de José María Heredia, José Martí, Guillermo Cabrera Infante, Reinaldo Arenas, Dulce María Loynaz, Alejo Carpentier, José Lezama Lima, Nicolás Guillén.

La Música Cubana:

La música es con casi toda seguridad la manifestación artística cubana más difundida en el mundo. Ya desde principios del siglo XX la música cubana se expandió fuera de los límites de la isla y desde entonces han tenido similar éxito la mayoría de los ritmos que han surgido, estableciendo pautas incluso a nivel internacional. De los ritmos populares cubanos los más difundidos son el son, el danzon, el chachachá, el mambo, la actual salsa, que es una derivación del son. Además, haciendo gala de la universalidad de la cultura cubana, también existe un jazz cubano, así como un hip hop y rap cubanos, con raíces en el jazz de Estados Unidos y el reggae de Jamaica y con un altísimo nivel internacional

Santiago de Cuba, La cuna de la Trova, la revolución y el daiquirí:

ImagePero oigan y lean esto;”hay quien defiende que para conocer la auténtica capital cubana no hay que ir a La Habana, sino a Santiago”, considerada, no sólo por su ubicación estratégica sino también por sus orígenes, la ciudad más cubana de la isla. Protegida a la sombra de La sierra Maestra, dicen que tiene una personalidad peculiar que la convierte en un fascinante destino lleno de color, vida y mucho ritmo.

Cuando uno arriba a la provincia de Santiago de Cuba, donde tuve la fortuna de llegar en mi afán de conocer los orígenes del son Cubano, según ellos todo, salió de Santiago de Cuba y aseveran que a esta ciudad prócer se debe aquella epopeya gloriosa que si fue de gloria y provecho para España y sus capitanes corresponde a Cuba y a sus riquezas y elementos aquel parto doloroso que la dejó debilitada y retardó su expansión, pero no exhausta ni agotada.

Y a medida que caminas por sus portales, vas devorando paginas de historia como estas: “Santiago de Cuba, por obra de los Bacardí, supo crear una industria de tipo nacional con categoría internacional y de estima universal: la de licores, y para concretar, la del acreditado Ron Bacardí. Nombre ilustre que  legó una industria a Cuba, reconocida mundialmente.

 Luego de un recorrido por los fantásticos y pintorescos paisajes de esta ciudad, amurallada por montañas verdiazules, bajo un sol ardiente que da un mágico esplendor a los techos rojos, los vitrales y a las rejas de hierro que semejan encajes, y enriquecen el centro histórico de Santiago de Cuba, nos llevaron a conocer el Cuartel Moncada epicentro de la Revolución Cubana, donde vimos y escuchamos a los historiadores con atención, pero nada igual a la satisfacción que se siente cuando escalamos a la cúspide como  testigo de  excepción al Templo de la Música Tradicional Cubana. Subimos hasta el Salón de los Grandes en la Casa de la Trova Santiaguera donde en cada rinconcito perdura un pedacito de los aportes que hicieron  los más emblemáticos y viejos trovadores santiagueros con el tres como instrumento idóneo fuente básica de su obra antológica.
Todo lo que le hemos contado en este informe de Región Caribe, es la pura verdad, pero no deje que se lo cuenten, anímese viaje a Cuba y verá cómo le va…Me cuenta.

Pie de Foto para la Foto Soneros:

ImageAunque la eterna compañera de las seis cuerdas es la protagonista de cada actuación, algunos se hacen acompañar del tradicional contrabajo, del guayo, las claves y hasta de violines. Y es que recuerdan que la música es una sola y que esta urbe también es la cuna del son donde precisamente este género y la trova se fundieron en el trío más legendarios de la música cubana: los Matamoros.

Pie de Foto Para Compay Segundo.

ImageDiscípulo ilustre de Don Miguel Matamoros. Compartió escenarios, entre muchos otros, con Eliades Ochoa, Ibrahím Ferrer o Benny Moré. Inventó el armónico, una guitarra con siete cuerdas a medio camino entre la guitarra española y el tres cubano. El sonido de este instrumento le ha proporcionado un sonido muy característico a sus múltiples y famosas composiciones.

Rafael

Periodista e Historiador, Cesarence, nacido en el Municipio de Agustín Codazzi, Cesar, en 1949.Lugar en el que desde su época de estudiante se entrego a la investigación periodística y al mundo de las letras. Se conocen como sus obras importantes, “El Maestro” Bendeck, biografía del jurista Villanuevero Esteban Bendeck Olivella, El Régimen de Bancadas, libro que revela aspectos de la institucionalidad Colombiana y los Partidos Políticos. En materia Folclórica, son sus obras más importantes; Vallenatos Inmortales-2 tomos-Por la recuperación del Patrimonio Histórico Inmaterial de los Juglares Vallenatos en el Caribe Colombiano. Calixto Ochoa; El Rey de la Picaresca Cotidiana, Vida y obra de III Rey Vallenato y recientemente fue publicado el libro;”El Pollo” López, El Cronista de Macondo, documento puesto en circulación por la Gobernación del Departamento del Cesar en conmemoración del Centenario del Natalicio del Ex presidente Alfonso López Michelsen.1913-2013

  • 1

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *